Desarrollan un dispositivo para detectar ataques epilépticos nocturnos

Por -

Kinect

El Innovation Center BBK (EIC BBK), centro promovido por la Fundación Síndrome de Dravet con sede en Ermua, junto con el Centro de Investigación Aplicada Tecnalia, están desarrollando un dispositivo, basado en tecnología de videojuegos como Kinect, que ayuda a detectar ataques epilépticos nocturnos. Innovation Center BBK quiere convertirse en un espacio pionero para la investigación y el desarrollo de soluciones a esta enfermedad y patologías afines basadas en las nuevas tecnologías. El periodista Julen Zaballa ofrece más datos sobre esta iniciativa en su portal.

Las posibilidades que ofrece la tecnología han permitido al EIC BBK, en colaboración con la Fundación Síndrome de Dravet, elaborar un dispositivo constituido por sensores y alertas, basado en la tecnología de Microsoft Kinect 2.0 que permite detectar de forma inmediata el inicio de una crisis epiléptica. Cuando Kinect detecta movimientos que siguen un patrón de convulsión, se alerta a los cuidadores de que el menor puede estar sufriendo una crisis.

La posibilidad de atenderles en el mismo momento que aparece la convulsión reduce la duración e intensidad de estas crisis, permite proporcionar los fármacos adecuados a tiempo y reduce la tasa de mortalidad”, explica el director ejecutivo de la Fundación Síndrome de Dravet, Luis Miguel Aras. “Además facilitará el descanso de los familiares que vigilan, mejorando notablemente su calidad de vida”. La prestigiosa revista Forbes incluyó este proyecto de EIC BBK y la Fundación Síndrome de Dravet en la lista de las diez ideas de negocio que utilizan la tecnología Microsoft Kinect en otras áreas que nada tienen que ver con los videojuegos.

Aunque el detector de convulsiones nocturno con Kinect 2.0 está desarrollado para ordenadores y se ha probado con éxito entre algunas familias, desde el centro de innovación se han valorado otras opciones con dispositivos más accesibles para las familias: utilizar cámaras IP con infrarrojos, que alertan de las crisis enviando un aviso diferentes dispositivos móviles a través de una app. El siguiente paso es integrar diferentes tipos de sensores –temperatura, pulso, oxígeno, etc.– que puedan añadir más información relevante a la crisis del paciente.

Lee la información completa en videojuegosvascos.com.

Periodista y community manager. Investigador de la Historia del videojuego vasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *