Retos de Ibermática: Movilidad, Cloud Computing, Social Business y Big Data

Por -

i3b ibermatica

El instituto de innovación de Ibermática, i3B, centrado en investigar nuevas formas de innovación en los procesos de los clientes, identificar y apoyar el lanzamiento de nuevos negocios y contribuir al desarrollo económico y social como agente activo de innovación; acaba de cumplir 10 años. Durante este tiempo han pasado por el instituto más de cien investigadores que han trabajado en más de 200 proyectos, los cuales han supuesto un volumen de facturación superior a 50 millones de euros.

A lo largo de su década de existencia i3B, miembro también de la Red Vasca de Ciencia y Tecnología, ha mantenido su misión y objetivos fundacionales, que siguen siendo vigentes en la actualidad. No obstante, un escenario de mercado cambiante, cuando no convulso, con unos efectos muy acentuados en un sector como el de las TIC, y una evolución del Grupo Ibermática hacia nuevos escenarios empresariales, han exigido al instituto adecuarse a las nuevas necesidades del mercado y de la propia empresa.

Según el director de i3B, Iñaki del Río, “en un escenario de permanente cambio hemos mantenido un principio inamovible como leitmotiv de nuestra actividad: la búsqueda de una innovación sostenible y competitiva; sostenible, entendida no como un suceso, sino como un proceso consolidado en nuestra organización; competitiva, entendida no como un fin en sí mismo, sino como un medio para aportar valor a nuestra oferta y, a través de ella, a nuestros clientes y a la sociedad”.

Áreas de actividad y de conocimiento
Desde el punto de vista de las áreas de actividad, a lo largo del tiempo se han ido incorporando nuevos ámbitos de competencia. Así, en 2008 se crea, como respuesta a los nuevos retos del entorno, el Área Ibermática-Emprende (i+E), con el objetivo de apoyar la creación y consolidación de nuevos proyectos empresariales en el sector de las TIC, a través del fomento del espíritu emprendedor, orientada tanto al emprendimiento externo como al intra-emprendimiento.

En 2011, y como consecuencia de la actividad realizada en los años previos en i3B, comienzan a surgir nuevas áreas de especialización que, a partir de 2013, se asientan como ejes horizontales a la actividad del Grupo. En la actualidad, Movilidad (sIMU), Big Data y Sistemas Expertos, e-health y, más recientemente y en fase de consolidación, las área de Smartización e Industria 4.0, son unidades de oferta especializada que apoyan de forma transversal a todas las unidades de comercialización y producción de Ibermática, teniendo su génesis en i3B.

En 2014, dando respuesta tanto a las necesidades del mercado como a los nuevos requerimientos de estructuración interna, i3B asume funciones de identificación de nuevos negocios que permitan la diversificación de actividades del grupo y apoya a la Unidad de Nueva Oferta a identificarlos, desarrollarlos y desplegarlos en el mercado.

Desde el punto de vista de las áreas de conocimiento y especialización, su identificación y creación evolucionan de forma permanente ente las necesidades identificadas o previstas en el mercado, ya sea por los profesionales, por las solicitudes de los clientes, por las tendencias del mercado y la competencia, o por las estrategias institucionales, tanto europeas como nacionales o regionales. Las áreas de especialización preferentes de i3B en este momento son smart city, eco/energía, fabricación avanzada, healthcare y social assistant, bio-informática, sector primario, educación, movilidad y tráfico, sistemas expertos, big data, georeferenciación, M2M (Internet of Things), semántica y social media.

Un buen ejemplo de nuestra orientación al mercado es el hecho de que nuestra actividad por áreas de especialización coincide con las estrategias de especialización inteligente RIS3 de los ámbitos geográficos donde desplegamos prioritariamente nuestra oferta: Industria 4.0, Salud, Energía, MedioAmbiente y Transporte y, por supuesto, sector TICs”, explica Iñaki del Río.

Más de 200 proyectos y subiendo
Estudios de las consecuencias del calentamiento del planeta, investigaciones para conocer cómo se pobló el Machu Picchu y para prevenir su degradación, desarrollos de sistemas para la gestión de los datos recopilados en los yacimientos de Atapuerca, para reducir la siniestralidad en la construcción y los riesgos en los quirófanos, para ayudar a las personas mayores a servirse de la tecnología para mejorar su calidad de vida o envejecer en sus domicilios, para el tratamiento optimizado de residuos sólidos urbanos, para hacer el seguimiento y la trazabilidad de los peregrinos del Camino de Santiago, para prevenir y diagnosticar el cáncer de mama o aumentar la eficacia en el tratamiento del cáncer sin incrementar los costes, para aumentar la seguridad en el hogar, para ampliar la seguridad en el negocio digital, para incrementar un 20% la productividad en el sector aeronáutico y aerogenerador, para predecir las lluvias con tecnología GPS e Inteligencia Artificial, para impulsar un nuevo tipo de Educación 3.0., para mejorar la eficiencia energética en las empresas… y así se pueden sumar hasta más de 200 proyectos en los que i3B ha desempeñado un papel fundamental a lo largo de estos diez últimos años.

A juicio del director de i3B, “el secreto para concebir un buen proyecto innovador es tener la capacidad y la oportunidad de conjugar el conocimiento tecnológico avanzado con el conocimiento del negocio y la capacidad de anticipación al mercado, y articular ambos en un equipo mixto que sea capaz de entenderse mutuamente. Así enunciado parece fácil, e incluso trivial… nada más lejos de la realidad”.

Actualmente el instituto ya está afrontando los retos planteados por la tercera plataforma y la transformación digital (movilidad, cloud computing, social business y big data). Este conjunto de tecnologías se consideran como las habilitadoras de una nueva generación de soluciones que transformarán la sociedad y el tejido empresarial, de la misma manera que el PC y las arquitecturas cliente-servidor lo hicieron durante el apogeo de la segunda plataforma. Las tecnologías de la tercera impactan directamente en la competitividad y eficiencia de los clientes, transformando procesos e incluso modelos de negocio, en algunos casos.

Así, i3B ya trabaja en proyectos habilitantes de tecnologías como la inteligencia artificial, sistemas predictivos, gamificación, realidad aumentada, robótica, impresión 3D, natural user interfaces, wearable computers, ciberseguridad… y en breve, quantum computing, convergencia TIC-nanotecnología-biotecnología y las que, sin aún preverlas, aparecerán en los próximos años. Desde un punto de vista sectorial o de negocio, la búsqueda de nuevos espacios de oportunidad donde aplicar estas tecnologías para la mejora de los procesos y negocios de los clientes son industria 4.0, medicina personalizada, sistemas avanzados de educación, eficiencia energética, smartcity, etcétera, y lo nuevos modelos de negocio que estos desarrollos generarán.

En mi equipo solemos utilizar la broma de que predecir es fácil, lo difícil es acertar. Y es que la realidad es tozuda: por mucho que nos esforcemos en intentar predecir las tendencias tecnológicas y, sobre todo, sus aplicaciones prácticas en los procesos empresariales, la realidad nos desbordará… y cada vez más rápido y más sorpresivamente. Aspiramos no ya a predecir, sino a estar preparados para asimilar, absorber y, en su caso, transformar y convertir en valor todo aquello venga”, asegura.

10 años en cifras
Actualmente el Instituto de Innovación cuenta con un presupuesto anual de 4,5 millones de euros y 71 investigadores repartidos en los diferentes proyectos. De los 200 acometidos en este decenio más de 100 están sujetos a programas de financiación pública a la I+D+i, en ámbitos regionales, nacional y europeo, mientras que otros 50 son proyectos avanzados en clientes de Ibermática. A estos datos hay que sumar las 300 acciones comerciales realizadas junto a las unidades de negocio y las más de 80 iniciativas de emprendimiento analizadas desde 2008, participando en 4 de ellas.

Para el director de i3B, “con la misma sorpresa que el personaje de Molière descubría que Más de cuarenta años hace que me expreso en prosa sin saberlo, en i3B llevamos 10 años haciendo open innovation sin ser muy conscientes de su conceptualización; y es que no podríamos concebir nuestra actividad sin las relaciones y colaboraciones que mantenemos con el ecosistema innovador que nos rodea, un auténtico activo del Instituto”.

Así, para llevar a cabo su actividad, ha mantenido y/o mantiene relaciones de colaboración con más de 800 organizaciones (476 empresas, 80 administraciones públicas, 75 centros tecnológicos y de investigación, 75 universidades y otras organizaciones del ámbito educativo, 17 organizaciones del ámbito sanitario, 80 asociaciones, clústers, consorcios, etc.).

Agente Social
Correspondiéndose al objetivo de i3B de ser un agente social en el ámbito de la innovación, y bajo el nombre de Ateneo XXI, el instituto desarrolla diversas actividades de diferente naturaleza:

Actividades de formación en el ámbito de la innovación: Programa iNNoVaNDIS de apoyo al emprendimiento, en colaboración con la Universidad de Deusto. Derivado de esta actividad, diferentes alumnos han desarrollado prácticas de innovación en Ibermática, siendo una fuente de captación de talento.

• Participación en asociaciones y foros específicos: Innobasque….

• Miembro de diferentes plataformas tecnológicas: eVía, Prometeo, INES…

• Publicación de artículos, participación en programas de radio y TV, impartición de charlas y conferencias…

EuskadiTecnologia
EuskadiTecnologia

Portal sobre Nuevas Tecnologias en Euskadi y Navarra coordinado por Enrique Rodal enriquerodal@euskaditecnologia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *