Satlantis desarrollará cámaras de alta precisión para satélites

Por -

Satlantis

Cada vez hay más empresas e instituciones vascas interesadas en contribuir en el desarrrollo de nuevas tecnologías relacionadas con el espacio. A los nanosatelítes de Grupo Alcor y Karten Space habría que sumarle el impulso que supone que el grupo de Investigación IBeA de la UPV/EHU participe en la misión espacial Mars 2020 de la NASA mediante el diseño del sistema de calibración de la cámara del ‘Rover’ o vehículo que viajará al planeta rojo y que servirá para analizar la superficie marciana. En los próximos meses un nuevo agente se va a sumar a esta tendencia. Se trata de la startup Satlantis, con sede en Bizkaia, que ofrece cámaras de alta precisión para satélites. Esta compañía nace con gran ambición y con el importante apoyo de empresas e instituciones.

El principal producto de Satlantis es iSIM, una cámara óptica de imagen de alta precisión con fotografías submétricas (menos de 1 m de pixel) para satélites que orbitan a 500 kilómetros de distancia. En este momento, están en la fase del desarrollo de la tecnología del producto, pero el proyecto industrial prevé la puesta en marcha de una planta de fabricación de cargas de pago, que serían inicialmente las citadas cámaras, aunque también se desarrollará posteriormente otro tipo de sensórica.

Satlantis, que dio sus primeros pasos en 2014 como una spin-off de la Universidad de Florida incubada por la consultora Science & Innovation Link office (SILO), acaba de proceder a una ampliación de capital por valor de 2,3 millones de euros en la que participan el Gobierno Vasco, la Diputación de Bizkaia, el grupo Telefónica, Idom, Everis-Ntt y la entidad de inversión directa Orza.

La empresa, que tiene su sede en Getxo, cuenta actualmente con una plantilla de ocho personas y también tiene una oficina en Florida. Se espera que de aquí a 2018 la plantilla se amplie hasta los 150 trabajadores y alcance un volumen de facturación de 80 millones de euros anuales. En la actualidad, están trabajando en los primeros prototipos de las cámaras para que puedan colocarse en el espacio y, una vez “confirmado el éxito” de esas pruebas piloto, se comenzaría con la industrialización del proceso y los planes son construir su planta de producción para que pueda estar operativa en 2018. La puesta en marcha de está fábrica formará parte de una segunda ronda de inversión que conllevará una ampliación de capital de 26 millones, en la que, además de la planta, también se incluirá la inversión para volar tres satélites propios. Esa ampliación de capital se llevará a cabo en los próximos dos años.

En principio, Satlantis prevé llevar a cabo durante 2017 y 2018 las pruebas piloto de colocar algunas cámaras en el espacio, cuyo número dependerá de las “oportunidades científico tecnológicas” que se les abran. Según los responsables de la compañía, en estos momentos, están trabajando con la NASA en Estados Unidos para ver las posibilidades de insertar una cámara de Satlantis en algúna misión científica de exploración de Marte y también tienen contactos con la Agencia Espacial Europea (ESA) y el CDTI, representante español en la ESA, aunque todavía no se ha concretado ningún proyecto.

 

Enrique Rodal

Periodista con más de 10 años de experiencia en Nuevas Tecnologías y comunicación. Coordinador de EuskadiTecnologia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *