Kaia Studios desarrolla el videojuego Dynasty Feud

Por -

dynasty feud

En Euskadi se siguen desarrollando buenos videojuegos gracias al trabajo de decenas de programadores y desarrolladores y también a la labor que realizan centros de formación como Digipen o la Fundación Basque Interactive Arts Factory. Un ejemplo es el de Dynasty Feud, un Super Smash Bros. con label vasco como algunos han calificado y del que ha escrito en su blog nuestro compañero Julen Zaballa. Aquí os dejamos algunas líneas.

Cuatro programadores de la universidad del videojuego DigiPen Institute of Technology Bilbao y un licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) se encuentran desarrollando el videojuego ‘Dynasty Feud’, una suerte de ‘Super Smash Bros’ con estética pixel-art que, presumiblemente, verá la luz durante la segunda mitad de 2016. Se trata del primer trabajo de la empresa de reciente creación Kaia Studios, con sede en Zierbena (Bizkaia).

Los programadores Aitor Gómez, Jon Sánchez, Aitor Tejedor, Eneko Egiluz y el artista Juan Sampedro forman parte de la primera promoción de DigiPen Bilbao que, al contrario que sus compañeros de carrera, decidieron crear su propio estudio de videojuegos. El estudio vasco comenzó a funcionar en abril de 2015, cuando finalizaron sus estudios universitarios, aunque recientemente se han convertido en empresa.

No obstante, la idea de ‘Dynasty Feud’, un título que, por sus mecánicas de juego, recuerda al juego de combates de Nintendo ‘Super Smash Bros.’, no comenzó a fraguarse hasta septiembre del año pasado. Se trata de un videojuego de combates 2D en escenarios cerrados, entre ocho familias –compuestas por cinco miembros– de varias épocas históricas. En este sentido, el jugador podrá manejar a una familia de vaqueros, vikingos, aztecas, japoneses y piratas, a los que se sumarán una estirpe sacada de la Edad Media, la Prehistoria y el futuro.

Lee la noticia entera en JulenZaballa.com.

Periodista y community manager. Investigador de la Historia del videojuego vasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *