Reprodución sintética de huesos mediante impresión 3D

Por -

mizar uca huesos

El equipo médico de la Unidad de Cirugía Artroscópica de Vitoria-Gasteiz ha conseguido solucionar lesiones óseas hasta ahora irreparables gracias a la simulación virtual y posterior impresión 3D de huesos mediante la tecnología de Mizar, compañía especializada en fabricación aditiva.

El responsable de la clínica, el doctor Mikel Sánchez, se topó con el caso de una paciente que en el pasado había sufrido una rotura grave en el fémur. Pese a que fue operada en su momento, con el tiempo se le había formado un callo vicioso, es decir, una deformación ósea que le provocaba una desviación del hueso de 40º, y por tanto, unos dolores permanentes en la rodilla y la cadera. Mediante tecnología aditiva, Mizar y UCA desarrollaron una reproducción sintética en 3D del hueso, que ha permitido ver el nivel de la deformación con una precisión hasta ahora inédita y corregir la lesión.

Además, se han fabricado guías de corte que han facilitado la intervención, eliminando por completo una lesión que hasta la llegada de esta tecnología, no se había podido tratar.Podemos intervenir con una exactitud del 100%”, explica el Dr. Mikel Sánchez, director médico y científico de la UCA. “Ahora podemos llevar a cabo cirugías que hasta hace poco eran imposibles por desconocimiento de la exactitud de la lesión”.

Según Gaizka Grajales, presidente de Mizar, “la tecnología aditiva nos permite fabricar piezas personalizadas muy precisas con una flexibilidad, economía y rapidez inéditas hasta ahora”.

Un nuevo proceso de diagnóstico mediante tecnología aditiva
La puesta en marcha de un proyecto de planificación de cirugía mediante tecnología aditiva comienza con un TAC o escáner a la lesión del paciente. La imagen obtenida se envía a un ordenador en el que el equipo de especialistas de la UCA realiza una primera simulación virtual de la cirugía que resulta en la definición de un modelo. Basado en el mismo, se fabrican dos piezas, una reproducción de la lesión antes de la intervención y otra tras la corrección, y, si es necesario, junto con los ingenieros de MIZAR, se desarrolla también la placa moldeada. Estas piezas se reciben en el hospital donde se realiza, finalmente, una valoración preoperatoria y se planifica la intervención para asegurar la correcta recuperación de la lesión.

Según el Dr. Mikel Sánchez, uno de los grandes avances que ha logrado la UCA ha sido contar con las placas moldeadas a la patología del paciente antes de la operación. “Antes teníamos unos instrumentos con los que moldeábamos manualmente las placas correctoras dentro del quirófano. El hecho de empezar ahora la intervención y saber que ya contamos con las piezas adaptadas a la lesión que vamos a tratar es mucho más seguro y nos ahorra tiempo”, explica.

Otras intervenciones pioneras en traumatología con fabricación aditiva
Otro proyecto reciente de fabricación aditiva desarrollado ha sido la corrección exacta de una anomalía de nacimiento en el hombro de un paciente. El equipo de profesionales de Mizar diseñó y fabricó, con la validación clínica del equipo de la UCA, unos modelos de plástico del hombro para planificar la operación e intervenir de la forma menos invasiva posible, con una recuperación inmediata para el paciente.

Actualmente, el equipo médico de la UCA trabaja junto a Mizar en el desarrollo de unas guías personalizadas que permitan corregir con mayor facilidad las deformaciones de la tibia en pacientes con piernas arqueadas. Este proyecto dotará a la UCA de una solución única para una patología que a largo plazo y sin tratamiento puede acabar convirtiéndose en artrosis.

Una tecnología con gran futuro en salud
Estos son los primeros resultados tangibles de un acuerdo reciente entre Mizar y la UCA para el desarrollo de nuevos dispositivos médicos personalizados en 3D para el diagnóstico y planificación quirúrgica. Mediante este acuerdo, Mizar junto con UCA diseña y posteriormente fabrica para los pacientes distintas piezas en 3D, como huesos sintéticos, que permiten conocer antes de operar cuál es su patología exacta y cómo se debe intervenir para asegurar su recuperación.

La tecnología aditiva permite a la institución desarrollar nuevos dispositivos médicos en 3D que mejoran el flujo quirúrgico, mostrando al detalle la patología de cada paciente. En concreto, se diseñan y fabrican modelos anatómicos a escala que replican la lesión del paciente, como huesos rotos; guías personalizadas para realizar cortes durante la intervención de manera dirigida, y placas reparadoras adaptadas con exactitud a cada caso.

Es un orgullo para nosotros trabajar con un referente como la Unidad de Cirugía Artroscópica. Este acuerdo nos permitirá seguir liderando grandes avances sanitarios gracias a la excelencia y trayectoria de su equipo médico y nuestra capacidad de innovación en el diseño y fabricación aditiva”, afirma Gaizka Grajales.

Por su parte, para la UCA poder contar con la tecnología aditiva de Mizar supone tres claras ventajas. En primer lugar, se evitan los procedimientos quirúrgicos aproximados. El profesional médico sabe cómo es la lesión antes de intervenir y, por lo tanto, realiza una operación mucho más precisa y segura. En segundo lugar, se reducen los tiempos en quirófano a casi la mitad, lo que permite evitar, por ejemplo, posibles infecciones. Finalmente, la recuperación de los pacientes es mucho más rápida ya que el material quirúrgico se hace completamente a medida.

Fuente: Mizar Additive.

EuskadiTecnologia
EuskadiTecnologia

Portal sobre Nuevas Tecnologias en Euskadi y Navarra coordinado por Enrique Rodal enriquerodal@euskaditecnologia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *